Detenido un ladrón por dejar su sesión de Facebook abierta en la casa que robó

Detenido un ladrón por dejar su sesión de Facebook abierta en la casa que robó

noticias absurdas

Puede parecer un chiste pero no lo es. Un joven de Minessota se enfrenta a diez años de cárcel al autodelatarse de un robo al dejar su sesión de Facebook abierta en la casa que desvalijó. ¿Sería sorprendido por la familia o simplemente un despiste?

En ocasiones las prisas no son buenas para los ladrones, pero está claro que la calma tampoco… Nicholas Wig, un joven de 26 años, fue detenido el pasado 19 junio por la policía de Minessota tras irrumpir en una casa de South St. Paul. El, al parecer, inexperto ladrón no dudó en hacerse con tarjetas de crédito, relojes y el dinero efectivo que encontró pero también ropa y botas de los dueños del hogar.

Wig, además, decidió cambiar su vestuario en la propia casa dejando su ropa en el suelo. Huellas que practicamnete no hubo ni que analizar ya que el curioso ladrón aún fue más allá aprovechando la ocasión hasta para mirar su perfil de Facebook. No se sabe si un despiste o las prisas pero Wig fue fácilmente cazado por la policía ya que dejó su sesión abierta.

http://www.telecinco.es

Rating: 4.2. From 12 votes.
Please wait...

También te podría gustar

Noticias Absurdas 0 Comments

Una mujer es arrestada por dar de fumar marihuana a su hijo

En Washington (EE.UU), arrestan a una mujer de 24 años por dar de fumar marihuana a su bebé de 22 meses. En su casa encontraron 40 plantas de cannabis. Una

Calientes 0 Comments

Una mujer tiene sexo todos los días del año como terapia para superar sus complejos

A sus 32 años y después de dar a luz a tres hijos, Brittany Gibbons se propuso acabar con sus complejos. Había llegado el momento de aceptar su cuerpo tal

Noticias Absurdas 1Comments

Le encuentran dos piezas de martillo en el recto: se le ocurrió para combatir su estreñimiento

Las imágenes de rayos x muestran las piezas de metal pesado, que un paciente rumano llevaba en el interior de su recto. Viorel Firoiu, 48, se presentó en el hospital de Orlea, en Rumanía. Se quejaba de dolores abdominales horribles. Al hacerle las radiografías, los médicos se sorprendieron al ver las piezas de martillo en su interior.

0 comentarios

Sin comentarios!

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Escriba su respuesta